lunes. 28.11.2022
ENCUESTA EUROPEA SOBRE SEGURIDAD ALIMENTARIA

Crece la preocupación por los alimentos que consumimos

* Los contaminantes medio ambientales, residuos de pesticidas, antibióticos y hormonas en la carne, pescado y lácteos preocupan cada vez más

* En alza el temor a los ingredientes modificados genéticamente

* Los principios éticos y creencias pierden peso a la hora de planificar nuestra compra

Eurobarómetro  Seguridad Alimentaria 2022
Eurobarómetro Seguridad Alimentaria 2022

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) acaba de publicar los datos del último Eurobarómetro de 2022. Un total de 26.509 entrevistas realizadas a ciudadanos europeos presentan una imagen de la evolución de cómo los europeos eligen los alimentos, su preocupación ante la presencia de sustancias tóxicas y el grado de bienestar animal.

No hay duda de que el coste de los alimentos tiene ahora un mayor peso en las preocupaciones de los consumidores que hace unos años, convirtiéndose en el factor que más influye a la hora de realizar nuestra compra, seguido de su sabor. Cerca de la mitad de los entrevistados considera que la seguridad alimentaria también es importante, y un 41% da por sentado que los alimentos que compran son seguros.

“La seguridad alimentaria sigue siendo importante para la mayoría de los ciudadanos de la UE y es alentador ver que casi la mitad de ellos se preocupan por tener una alimentación saludable, así como por los riesgos alimentarios”, declara Bernhard Url, Director ejecutivo de la EFSA.

Creado en 2022, el sistema de seguridad alimentaria europea se asienta sobre la base de dar a la seguridad alimentaria en Europa un aporte científico reforzado, normas armonizadas y el fomento de cooperación entre los estados miembros.

Siete de cada diez consumidores reconocen el papel de la ciencia para garantizar la seguridad de los alimentos y ocho de cada diez confían en ellos para obtener información sobre seguridad alimentaria.

Datos destacados:

  1. Más de un tercio de los europeos presentan un nivel muy alto (21%) o alto (17%) de conocimiento sobre temas de seguridad alimentaria, es decir, han escuchado hablar sobre diez o más de los quince temas encuestados.
  2. Es más probable que hayan oído hablar de aditivos en alimentos o bebidas (70%), residuos de plaguicidas en los alimentos (65%), residuos de antibióticos, hormonas o esteroides en la carne (63%) o enfermedades encontradas en animales (60%)
  3. Los residuos de plaguicidas en los alimentos (40%) y los residuos de antibióticos, hormonas o esteroides en la carne (39%) encabezan la lista de preocupaciones relacionadas con la seguridad alimentaria entre los europeos, mientras que una menor proporción de gente está preocupada por las enfermedades de las plantas (11%), el uso de nuevas biotecnologías en los alimentos de producción (8%) y nanotecnología aplicada a la producción de alimentos (5%)
  4. Seis de cada diez (61%) señala la televisión como una de sus principales fuentes de información sobre los riesgos alimentarios, seguida de familiares, amigos, vecinos o compañeros (44%) y buscadores de internet (37%), con importantes diferencias entre generaciones.
  5. Más de ocho de cada diez encunetados confían en los profesionales de la medicina (89%), de la ciencia financiados con fondos públicos de universidades (82%) y organizaciones de consumidores (82%) para obtener información sobre los riesgos alimentarios.
  6. Tan solo una minoría de los europeos sostiene que no cambiaría su comportamiento en caso de alerta alimentaria (21%)

Los resultados de la entrevista realizada en España y su comparativa europea pueden verse en el documento adjunto.

Crece la preocupación por los alimentos que consumimos
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad