miércoles. 06.07.2022
SEGURIDAD ALIMENTARIA: CONGELACION DE ALIMENTOS

Alimentos congelados en nuestra mesa

* El aumento de congelados durante el confinamiento fue espectacular, un 39% más

* Los jóvenes menores de 35 años lideran el consumo de alimentos congelados en España, seguidos por las familias con niños

* El 47% de los españoles consumen alimentos congelados principalmente por la rapidez y comodidad de preparación

Guía alimentos congelados
Guía alimentos congelados

No perecederos, almacenables, disponibles todo el año y en una amplia gama de productos, la compra de productos congelados es una pauta habitual en la mayoría de nuestros hogares. Su consumo crece año tras año y la crisis sanitaria lo ha consolidado.

En 2020, los españoles compraron alimentos congelados 33 veces al año, lo que supone un acto de compra cada 11 días y un gasto medio de 224 euros anuales. Además de la comodidad, muchos consumidores compran este tipo de productos por el precio, al considerar que los congelados son más económicos que los productos frescos.

No obstante, este recurso fácil y rápido no está exento de posibles intoxicaciones, lo que ha llevado a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) a publicar una guía informativa sobre cómo congelar y descongelar los alimentos de forma segura en nuestros hogares.

La congelación es como un método seguro de conservación de alimentos que prolonga la vida útil y a su vez contribuye a reducir el desperdicio alimentario. Si los alimentos se mantienen a temperaturas constantes de -18ºC o inferiores, se inactivan los microorganismos que los alteran y que pueden provocar enfermedades.

Es importante señalar que la congelación no destruye esos microorganismos, sino que detiene su crecimiento. Al descongelarse y aumentar su temperatura, los microorganismos se reactivan y multiplican, pudiendo provocar una intoxicación alimentaria, por lo que no es recomendable la descongelación a temperatura ambiente. Una vez descongelado, se debe cocinar y/o consumir lo antes posible. Siempre y cuando se realice correctamente, la congelación no supone la pérdida de nutrientes. Sin embargo, es necesario tomar una serie de precauciones y seguir unas pautas correctas para realizar de forma segura la congelación, el almacenamiento y la posterior descongelación de los alimentos.

En esta guía se da respuesta a preguntas tan cotidianas como:

¿Qué alimentos puedo congelar?

¿Cómo protejo los alimentos antes de congelarlos?

¿Qué significan las estrellas del congelador?

¿Cómo congelo los alimentos?

¿Cuánto tiempo pueden estar congelados sin perder sus propiedades?

¿Cómo descongelo los alimentos?

Recuerda que congelar y descongelar correctamente los alimentos permite alargar su vida útil garantizando la seguridad alimentaria, la calidad nutricional y evitar el desperdicio.

Si quieres más información, puedes acceder a la guía en el siguiente enlace congelar_descongelar.pdf (aesan.gob.es)

Alimentos congelados en nuestra mesa
Comentarios