miércoles. 30.11.2022
REDUCIR LOS PESTICIDAS PARA SALVAR A LAS ABEJAS

La Unión Europea reduce dos pesticidas que las mata

*En el mundo se utilizan más de 1.000 pesticidas para evitar que las plagas estropeen o destruyan los alimentos

*El 34% de los alimentos españoles tienen plaguicidas, porcentaje que asciende al 44,4% en el caso de frutas y verduras, siendo las fresas el alimento con mayor concentración de plaguicidas, 37, de los que 25 son disruptores endocrinos.

La Unión Europea ha decidido restringir el uso de pesticidas en la agricultura como medida para preservar tanto a las abejas y otros polinizadores como la propia salud humana. Una propuesta para limitar al máximo la presencia de pesticidas neonicotinoides en alimentos hasta el umbral mínimo detectable por la ciencia, como medida para proteger a las abejas.

Concretamente, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria ha detectado que dos de las sustancias químicas presentes en estos plaguicidas, la clotianidina y el tiametoxa, son altamente peligrosos para los polinizadores, estando prohibido su uso al aire libre desde 2018 en la UE.

Ahora, se pretende reducir el límite máximo estas sustancias en los alimentos como en los piensos, y así evitar la transmisión en la cadena alimentaria, tanto en los alimentos producidos en la UE como los importados de terceros países.

Casi la mitad de los productos alimenticios que se consumen en la UE contienen restos de plaguicidas, siendo algo menor en España donde se alcanza el 34%, pero igualmente grave ya que un tercio de los pesticidas detectados no están autorizados.

El informe “Directo a tus hormonas. Guía de alimentos disruptores” de Ecologistas en Acción, apunta a que los límites máximos de residuos empleados por la AESAN no protegen frente a los plaguicidas, considerando que “la única protección es prohibir su uso”.  Además, el efecto combinado del cóctel de diferentes sustancias pone a la población “ante un peligro desconocido e imposible a evaluar, según la comunidad científica”

El 48% de los 91.015 productos alimenticios analizados en la UE contenían residuos de plaguicidas, razón por la cual, la Organización Mundial de la Salud, considera que los plaguicidas son una de las principales causas de muerte por intoxicación voluntaria, en especial, en los países de ingresos intermedios y bajos.

España se sitúa como el país europeo líder en venta de plaguicidas, con un total de 75.190 toneladas en 2019, un 3% más que el año anterior y, según Ecologistas en Acción, España sigue utilizando “un elevado número de plaguicidas no autorizados por la legislación europea”, concretamente, el 31% de los residuos detectados pertenecen a plaguicidas no autorizados.

Esta asociación va más allá al denunciar que los esfuerzos de la administración empeoran la calidad de su control “reduciendo tanto el número de plaguicidas que analiza como el número de muestras que toma, situando a España a la cola de toda Europa en número de muestras por cada 100.000 habitantes”

“La solución a esta contaminación está en manos de la Administración española, que debe cumplir la normativa europea y reducir un 50% el uso y riesgo de los plaguicidas químicos para 2030. Para ello, la Administración debe ser valiente y favorecer la transición a una agricultura que utilice menos sustancias tóxicas, más respetuosa con la salud y el medio ambiente”, concluye el su informe.

La Unión Europea reduce dos pesticidas que las mata
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad